DEDICADO A LA FIGURA DEL ESCRITOR CARLOS EDMUNDO DE ORY

DEDICADO A LA FIGURA DEL ESCRITOR CARLOS EDMUNDO DE ORY
Pincha en la imagen para más información.

viernes, 25 de octubre de 2013

LLEGÓ EL DÍA P, DE POESÍA


Y el día ya llegó, el día P, de poesía, tomó forma.
Y un oleaje de levantera oliendo a versos trajo la espuma de la poesía a las playas de Cádiz. Más de medio centenar, arribará a nuestra ciudad pertrechados con sus mejores aparejos, con el fin de compartir y repartir confetis de poemas, voces con ecos de brisa marinera, sal y luz de todo azul…
Han sido meses de espera, de compartir ilusiones, de ilusionarnos...
Y he aquí los poetas que han hecho posible el encuentro... llanamente... la organización del ENCUENTRO POETAS DEAHORA...



Desi Deirdre



Paco Camas



Mª de la Orden Rodríguez


Antonio Flor



Rosario Sánchez Cubelo



Jesús Antonio Serrano Plazuelo


José Luis Rubio



Lucía Fernández Núñez


Mon Gómez


Jorge Garrido



Paco Velázquez



Ramón Luque



Paco Luque



Blanca Flores




Juan Francisco Abán Fontecha


Lola Fontecha


Cádiz, a tientas se despereza,

abierto de poesía y libertad,

removiendo poemas y cantares

brisa de dos mares,

resolviendo versos en La Caleta.

Bajad, poetas, bajad

la luna al inmenso mar.


Tomad vuestros aparejos

y navegad muy lejos.

Remad tiento a tiento,

con la energía del  viento,

ligero de equipaje,

siempre a sotavento,

agarrados a los sentimientos.


Las velas blancas desplegad

con vuestras manos sinceras,

de lluvia fina mojadas.

De vida vuestras alforjas llenad,

alimentemos al mundo

de luz y de paz,

sin perder un segundo.

Fijemos al este rumbo,

y no dejad el corazón mudo.

Atraquemos nuestras naves

en los puertos de la libertad.

Alcemos nuestras voces
en un grito universal…

                          Paco Velázquez

COPLAS POR LA VIDA DE MI CÁDIZ (José Puerto Cuenca)




COPLAS POR LA VIDA DE MI CÁDIZ

  

 

I MANRIQUEÑAS

(Contra Jorge Manrique)

Respire el alma afligida,         
reviva  ilesa y deserte
del cruel bando
que  no confía en la vida,
y se casa con la muerte
renegando.
Quien no devoró el placer,
masticando la alegría
con los dientes,
no sabe vivir ni ver
la eterna y dulce bahía
del presente.


Nuestras vidas no son ríos       
ni la muerte está en el mar,
se lo advierto;
don Jorge, su señorío
pobre fue por no arribar
a buen puerto.                          
Aquí la vida a raudales
rebosa entre las murallas
guirigay;
sus coplas no son cabales
si nunca nadó en las playas
de mi  Cai.                                    


II  DÉCIMAS
(Del poeta a Cádiz, por guajiras)

 

Yo no atestiguo al albur
ni tampoco al salmonete,

izo al viento mi trinquete
rumbo seguro a este sur.
Que quien pintó el Guadalete
le dio vida en la Bahía:

medio mundo se mecía

y se mece en esta cuna
estibando las fortunas
por compás de bulerías.

 

 

Dime tú, de Puerto a Puerto,

porqué el laurel de tu escudo

viste tu torso desnudo,

Cádiz, de sueños despiertos.

Muéstrale a este poeta crudo

que desde el aceite te ama

la solera y la mojama

que acaudalan tus bodegas;

y como la hierbabuena,

verde, tu boca derrama.                               

 

 

III TANGUILLOS

(De Cádiz al poeta)

 

Soy nieta del rey Gadiro,

mi bisabuelo fue Poseidón,

soy la sirena de plata

que en tierra firme se ancló,

la muchacha bailarina

que a Hércules enamoró.

 

Sean mis hijos tirillas

o beduinos,

guardan fresca la gracia

de aquel que inventó la sal y el vino.

Sus gargantas con vuelos

de colorín

lanzan bombas de chispas
en popurrí.

 

Café, canela y seda

y oro en luminarias

forjaron en mis venas

sangre libertaria.

Tres mil años de olas,

ninguna me trepa

y sigo pregonando:

¡Que viva La Pepa!

 

El sol besa Puerta Tierra

y es mi amante complaciente,

me dora y se va a buscarme

el azúcar del Poniente.

Que aunque se perdiera Cuba

yo alumbro triple el milagro

de bailar sobre las aguas

panes y atunes multiplicando

y mi alma de niña vieja

espanta pesares cantando tangos.                

 


                                       José Puerto Cuenca

jueves, 24 de octubre de 2013

Isabel Tejero Toledo


M. Isabel Tejero Toledo, nació en Madrid, vive su infancia en un pueblo de Segovia, después de la pronta separación de la familia, al lado de sus madre y sus abuelos. Su abuelo es Maestro Nacional en Campo de Cuéllar (Segovia) con el aprende sus primeras letras y el amor a los libros, a la literatura y sobre todo a la poesía, no en vano él su abuelo, fue alumno, allá por entonces, de Don Antonio Machado.
                 
No es relevante este dato, sino fuera, porque el transcurrir de sus primeros años en la libertad del campo y la vida rural,  junto aquel “mar de pinares” de Castilla la convierten en una niña feliz, amante de la naturaleza y las costumbres de los pueblos pequeños, que sigue añorando.

Como si aquella libertad de la que supo, siguió y sigue buscando. Se ha implicado y se implica en todo aquello que con lleve la lucha por la libertad y los derechos humanos.

Estudia Magisterio en la escuela Normal del Sagrado Corazón (hijas de Jesús) en Segovia. En el año 1966 realiza las oposiciones al Magisterio Nacional, por ello se traslada a  Andalucía. Aquí ha ejercido toda su labor como enseñante, primero en la provincia de Huelva y posteriormente, desde el año 1972  en Jerez de la frontera donde ha ejercido como profesora, desde ese mismo año hasta el año 2000. Ha estudiado  Historia en la universidad Hispalense, es diplomada en Historia y ciencia Sociales

Ha participado en diferentes tertulias y grupos literarios desde los primeros años.

Su inquietud literaria la lleva a conectar desde sus comienzos en Jerez,  con los poetas y escritores de su momento, con Alfonso Sánchez Ferrajón, Gerardo Alonso,  grupo Marejada, con  Fernández Palacios.

Abandona los círculos poéticos, hacia le año 1978 y continua escribiendo alejada de todos los grupos. Dedicada más a su labor como enseñante, participó en la luchas por la libertad durante el franquismo.

Ha publicado dos libros “La Música de la Libertad”.– Padilla libros y editores&libreros –marzo 2006, Sevilla y “ Deshacer la memoria” publicado por la diputación de Cádiz.
              
En el primero se recogen los poemas de su primera etapa, años 70, su juventud implicada en las luchas por la libertad. En el segundo trata el tema de la enfermedad de Alzheimer, el olvido, la memoria y las dos patrias para ella, la tierra, donde ubica su infancia, un pueblo de Castilla, al que se siente enormemente unida y la madre.  
                
Ha participado en programas de Radio: RNE durante el año 2002 y 2003 “De la noche al día” con Javier Lostalé y Manolo H..H. posteriormente en  “La noche menos pensada”.
Alejada de salones y de premios, en los que no participa, prefiere el escrito y la palabra compartida en tertulias con aquellos que aman la poesía. Allí entre amigos poetas comparte y lee sus textos y aprende, siempre aprendiendo… Primero en “Las tardes de Elvira”, ahora en el “Guitarron de San Pedro” entre ellos poetas de renombre y solvencia como Dolors Alberola, Domingo Failde, Carmen Saiz Neupaver y otros.

Ha publicado en diferentes revistas literarias, Extramuros, “el síndrome Felino” revista digital, y en el “Callejón del gato”. Ha participado en numerosos recitales siempre que se la convoca par ello.

Se ha musicado uno de sus poemas “dispuesta a partir“ por parte de la poeta y cantautora argentina Silvia Noemi Docorso en Colaboración con la poeta Valenciana Rosa Francisca Iglesias.


En la actualidad sigue escribiendo y sobre todo sigue aprendiendo.



DISPUESTA A PARTIR

Esta tarde las ventanas
de mi casa se tapian.
Voy colocando los muros
del olvido, todos.
Escondo mi cara bajo
la mullida manta,
cierro los ojos…
Se tapian las mimosas
y las encinas de la sierra,
la lluvia y los castaños, se tapian;
los recuerdos de la judería
las calles estrechas
y la inmensa plaza porticada,
entonces horizonte infinito.
Se tapian los nombres
las luchas y movimientos por la libertad,
se tapian -por cheques y letras de cambio-.
Se tapian el dolor de la transición
y las ausencias.
Se tapia el amor, tantas veces tocado.
Se tapian las heridas de mi vientre,
como se tapian vuestras voces
que ya no me llaman

Una inmensa oscuridad y silencio
esta ya instalada
Se tapia la muerte.

(Mª Isabel Tejero Toledo, Perteneciente al libro ‘Deshacer la memoria’)

Concha Gorostiza Dapena


Nací en Madrid. Ahora desde mi jubilación estoy feliz y contenta viviendo en Conil. Estoy en el mundo de la poesía desde hace un par de años. Siempre me he expresado en prosa y gracias a José Luis Rubio y a su taller de poesía y literatura y por todo lo que me ha animado a lanzarme al verso. 

Ahora y con gran satisfacción por mi parte estoy conociendo "in situ"  la fascinación de las rimas. Tengo un taller de teatro. El año pasado estrenamos el sainete lírico de Javier de Burgos, El Baile de Luis Alonso y en la actualidad tengo otra en preparación del mismo autor. 

En fin ahora que estoy jubilada puedo dedicarme a lo que siempre ha sido mi afición, escribir e interpretar.


Corrupción

   ¡Corrupción!.

Almas corruptas
que extienden su corrupción
a los cuerpos
que no quieren envejecer,
corrompidos por el botox,
el colágeno y la liposucción.

  ¡Corrupción!.

Necesitan más dinero,
más poder, más manipulación.
No son simples corruptelas
de unos miles de euros, no.
son las rubias de Alemania,
las morenas del Caribe,
que tan caras nos son.

Unos matan elefantes,
otros volando a esquiar se van,
y hay quien gasta en serpentinas
y confeti mucho más de un millón.

El gobierno no se aclara
con los sobres que cogió,
la realeza está temblando,
pues quizá un día veamos
a la infanta benjamina
ante un juez o algo peor.

La justicia ya no puede
ser imparcial, ya no.
A los jueces no les dejan
cumplir con su obligación.
Los chorizos en la calle,
durmiendo en su gran mansión,
al juez que justicia quiere
le exilian sin perdón.

El dinero es poderío.
El poder se compra y vende.
Y ¿quien paga?, los de siempre
pagamos tú, el otro y yo.

Ahora hay quien pasa hambre,
la salud se nos quebranta,
los remedios más caros son,
los corruptos insaciables
con un euro de una caja
más mil más y un millón
van juntando para ellos,
codiciosos, brujos negros,
vampiros chupa sangre,
nigromantes de condición.

Insaciables,
nos roban los ahorros,
con las preferentes
los bancos que dicen ser amigos,
roban, engañan a más y mejor.

¡Corrupción
hasta en la sopa
pues un cubo de hacer caldo
ni diente de pollo vio.

Por todo el mundo suena
la palabra que mejor no existiera,
que en el diccionario no estuviera,
yo no se quien la inventó.
Pero la verdad es que ¡se lució!
   ¡Corrupción!


Vientos de Otoño

Concha Gorostiza

Suspiros
Suspiros llenos de melancolía
Suspiros que salen del alma

¡ay! el verano se retira
Empujado
A ratos dulcemente
Por suaves viento de Otoño

A ratos no tanto
Casi salvajemente
Por lluvias torrenciales
Que quieren demostrarnos
Que por mucho que nos resistamos
Esos días caniculares
Esas tibias noches estivales
Ya están dando paso
Aun a nuestro pesar
A ese Otoño indeciso
Que a veces nos hace tiritar

Otras veces bochornoso
Que nos obliga a sudar
Pero que irremisiblemente
Va alargando las noches
Acortando los días

Hay menos luz.

El sol como adormecido
Nos envía sus rayos oblicuamente
Indolentemente

Es, como si le costase alcanzar su zenit
Como si estuviera cansado
De tanto fuego diurno
De tantas noches en vela
De tanta juerga
De tanto frenesí nocturno

Me resigno
Porque sé que pasado su ciclo
Cuando el desapacible y necesario invierno
De paso a la joven y alocada Primavera
Otra vez nos llegará

Os doy  gracias
Otoño
De transición
Invierno
De barbecho, de reposo
Primavera
Que despierta los sentidos
Verano
Por mi deseado
Pues con él soy más feliz
Mas alegre y mas vital.

Alejo la melancolía
Bienvenido seas Otoño.




Conil 30 de Septiembre de 2013.

Marina Ruiz Bravo



Nació en Cádiz en 1988. Su madre le enseñó a leer desde muy pequeñita con la poesía de Gloria Fuertes y desde entonces se enamoró de la palabra. Empezó a rimar y como nadie le dijo nunca que no podría hacerlo, ganó un concurso de poesía infantil a los 7 años. Le gustaba estudiar, así que estudió y estudió y acabó en la Facultad de Medicina de Cádiz. Pero mientras estaba allí se vio atrapada por lo social y viajó en programas de Cooperación al Desarrollo a Nicaragua. Unos años después se hizo monitora en estancias vacacionales con personas con discapacidad, otra actividad que atrapó de lleno todo su corazón y su energía. Por un tiempo vivió en Argentina, aunque actualmente vive en Cádiz. Continúa su formación en medicina y sigue, por supuesto, enamorada: de lo social y de las palabras. 



Enemigos del tiempo

Traigo para ti un par de quizás inverosímiles
pero incuestionables verdades.
Una que quizás intuyeras
es que no existe el tiempo.
Lo crearon esas personas que se pasan horas tras una barrera
Para ver pasar una carrera,
un sólo instante.
Esos que resoplan en el metro
y corren por las escaleras mecánicas.
Los trenes que siempre salen y llegan a la hora exacta.
No sé, pero está claro que el destino
Nunca bajará de uno de esos trenes.
¡Ah solitarias estaciones!
Adioses eficientes
(que no eficaces, que nunca eficaces).

Para gente como tú y como yo no existe el tiempo.
Para nosotros: seres disfuncionales en una sociedad disfuncional.
Perfectos tocadores de narices.
Tomadores de café.
Escritores del insomnio.
Soñadores de los días.
Encarcelados por escándalo público.
Zurcidores de banderas imposibles:
banderas no-banderas.
Anagramas pintados en la pared de los laberintos.
Libertades en la pared de las cárceles.
Los enemigos del tiempo y de las horas.
Los observadores del mar.
Los músicos sin partitura.
Los que asesinaron a los relojes
Por no ponerle una pila.
O los que los tiraron por la ventana.
Esos que tras un aluvión de vida...
..............................
(con sus correspondientes aciertos y fracasos).......
..............................
se miran a los ojos.................
sonríen ..............
...........y se reconocen.

La otra verdad es más incierta
y quizás más abstracta.
La otra verdad es que yo no existo.
No existo salvo en las paredes,
en ese tren que no llega,
en las no- banderas.
No existo en la sociedad-suciedad.
No existo salvo que tras un aluvión de vida...
...............................
(aciertos y fracasos…fracasos)....
...............
Me mire en tus ojos.......
...........................
y entonces................

............ me reconozca.




Reconocerse es examinarse.
Antes de todo es examinarse.
Es una mano que descubre una mano que descubre.
Es un escalofrío o un espasmo
y el lugar anónimo de su génesis.
Es una cicatriz
una imperfección perfecta
una mancha color café.
Es la aproximación de dos mundos que se miran de cerca.
Que se conquistan y entregan.

Reconocerse es identificarse.
Más tarde, reconocerse es indentificarse.
Es descubrir el yo que subyace en el otro.
Es la intuición en la diferencia
de un vértigo de similitud.
Es la mano que al sostenerla, te sostiene.

Reconocer es agradecer,
es la boca que sonríe,
la mano que acaricia la espalda.
Es dar el lugar y la importancia precisa
al placer y a la alegría.
Es el pecho que se eleva tranquilo.

Reconocer es distinguir entre los otros.
Inevitablemente es distinguir.
Es saber que esa mano, que ese olor, que esa mancha...
tienen un nombre y un sueño
distinto a los demás nombres y sueños que pueblan las calles.
Un nombre propio que conoces.
Una piel propia, como un mapa.
Un mapa físico (montañas, valles y ríos)
de una tierra de acogida.

Y por último re-conocer.
Así, separado. Re-conocer.
Es comprender que esa mano descubierta,
esa mano que has aprendido,
esa mano en la espalda,
esos surcos con nombre propio
ya no son los que conocías.

Es el estremecimiento cuando entre una multitud
tu cuerpo reconoce una mancha, una cicatriz, una intuición
que ya no son las mismas.
Por no ser tuyas.
Es aprender a decir adiós
y callar a tu cuerpo que grita
“fuiste mío”
“fuiste mía”.